Las Frecuencias Solfeggio: sus beneficios para ti

El día de hoy vamos a tratar un tema genial, que no es tratado casi por ningún Coach. Se trata de

las Frecuencias Solfeggio

Todo es vibración y cada vibración tiene su propia frecuencia: cuando exponemos nuestra mente y nuestro cuerpo a estas frecuencias podemos conseguir fácilmente una mayor sensación de equilibrio y profunda sanación. Estas frecuencias nos alinean con los ritmos y tonos que forman la base del universo físico.

Yo soy un ingente admirador del gran científico e inventor serbio Nikola Tesla. Él tenía una frase que sigue siendo una realidad inherente al amor y multidimensionalidad del universo:

Atención especial a estas palabras: Frecuencia y Vibración. Todo es vibración, todo es energía y todo es frecuencia. Esta es la «santísima trinidad» de la multidimensionalidad del universo que percibimos y de otros que no percibimos en este ambiente tridimensional. Estas frecuencias fueron asociadas mucho tiempo con la música de meditación y se conocen como las frecuencias originales usadas por los monjes gregorianos cuando cantaban en estado meditativo

Los cantos que son basados en las seis notas originales (medidas en Hercios) que son las 396, la 417, la 528, la 639, la 741 y la 852, penetran profundamente la mente consciente e inconsciente de las personas, llegando a producir reacciones emocionales que muchas veces no se pueden controlar. Se dice que estas frecuencias emocionales se previeron durante siglos con la introducción de nuevos métodos de sintonización. Esta escala fue redescubierta por el doctor Joseph Barber, quien dijo haber sido guiado intuitivamente para encontrar un patrón de seis códigos repetitivos en el libro de los Números. En la Biblia, en su capítulo 7, versículos 12 al 83, encontró referencias de números que una vez descifradas mediante una técnica numerológica, pudo reducir a un solo dígito. Así descubrió una serie de seis frecuencias sonoras electromagnéticas que determinan cómo los seis tonos que faltaban en la antigua escala solfeggio. Seguramente te preguntarás por qué se había perdido esta sintonización de frecuencias originales: éstas se perdieron porque, a lo largo de la historia, se utilizaron diferentes aplicaciones de sintonización. En las antiguas prácticas de sintonización, se utilizaba un sistema conocido como Just Intonation. Este método de «entonación justa» o «temperamento justo» incluía intervalos puros entre cada nota, relacionados matemáticamente por ratios de pequeños números enteros que conducían a un sonido mucho más puro. La práctica de sintonización adoptada por las culturas occidentales desde aproximadamente el siglo XVI que utilizará hoy día se conocen como el temperamento igual a 12 tonos. Según Joachim-Ernst Berendt (quien fue un periodista, escritor, crítico y productor discográfico de jazz alemán)

el temperamento igual a 12 tonos desentona a todos los intervalos consonantes, exceptuando la octava. Nuestra escala moderna puede crear situaciones como boxed-in thinking (o pensamiento encajonado), emociones amontonadas o reprimidas, falta de conciencia o una conciencia basada en el miedo, situaciones que tendremos a manifestar a través de síntomas físicos, llamados «malestar» o enfermedad. Asimismo, debes tener presente que la actual escala que se maneja por parametrización en todas las plataformas de streaming y de transmisión de vídeo es la 440 (o siendo un poco más técnicos, la 44.1). En el año 1939, el ministro de propaganda nazi, Joseph Goebbels

(quien en realidad era el que manejaba los hilos del nazismo en Alemania y no el agente del MI6 conocido como Adolfo Hitler) propuso un decreto universal en este año por el cual se obligaba a todo el mundo a afinar en la 440, en lugar de la frecuencia 432, en la cual se afinaba toda la música en ese momento. Desde 1939 hasta hoy en día se ha entonado en esa frecuencia y esto provoca en la gente pensar y sentir de una manera determinada. Se mantiene sumida en un desorden interno. En 1953 el decreto de Goebbels fue aprobado por parte de la Organización Internacional de Normalización (los de las famosas normas ISO) y esto ocurrió a pesar de los esfuerzos de un gran número de músicos franceses que, apoyados por el Conservatorio de París, organizaron un referéndum para preservar el «la» afinado a 432 HZ. Esto ha estado oculto al mundo por ser el punto de balance sónico de la naturaleza. 432 HZ vibra en los principios de la medida de oro Phi y unifica las propiedades de la luz, tiempo, espacio, materia, gravedad y magnetismo con la biología.

El código de ADN y de la conciencia. Como tú sabrás, nosotros estamos regidos por una elite que quiere jodernos en todo sentido y cuando digo todo sentido, abarco cosas que son tan bellas como lo es la música. Toda la música que tú puedas escuchar en plataformas de streaming (si tienes un aparato llamado frecuencímetro) podrás verificar que la música en su fuente de salida marca 44.1 HZ mientras que el sonido de la naturaleza (o la frecuencia de la naturaleza) está a 432 HZ. Por eso Nikola Tesla también decía que

«si entendieras los misterios que encierran el 3, el 6 y el 9, comprenderías los misterios que rodean este universo»

Ahora, te describiré cada una de ellas:

174 HZ:

El más bajo de los tonos parece ser un anestésico natural que tiende a eliminar dolor físico y energético, así como energía kármica. La frecuencia de 174 Hz le da a nuestros órganos sensación de seguridad, protección y amor, y los motiva a dar lo mejor de sí…

285 HZ:

Este tono es útil, cuando se tratan heridas, cortes, quemaduras o cualquier otro tipo de tejido dañado. Se dice que la frecuencia de 285 HZ está directamente conectada con el programa de nuestro cuerpo, de nuestra mente y de nuestra alma para una salud óptima y un bienestar físico, gracias a su increíble habilidad de recordar qué es lo correcto y de devolver a las células a su forma original. También influye en los campos energéticos y les envía mensajes para reestructurar un órgano dañado. Los 285 HZ nos ayudan a recordar y a sanarnos a nosotros mismos, a nuestros órganos internos y a nuestra energía.

396 HZ:

esta frecuencia limpia el sentimiento de culpa, que a menudo representa uno de los obstáculos fundamentales para la realización, y permite alcanzar objetivos del modo más directo. Nos libera del sentimiento de culpa y miedo al disolver los mecanismos de defensa y puede aplicarse como medio para enraizar, despertar, activar y volver a la realidad.

417 HZ:

está conectada con procesos de resonancia o procesos de amplificación.  Puede “eliminar” el “distanciamiento de Dios” de una persona y ayudarle a volver al “camino correcto”. Limpia experiencias traumáticas y disuelve influencias destructivas de eventos pasados.  Puede usarse para limpiar impresiones limitantes que impiden a la persona alcanzar sus objetivos de vida. En lo que respecta al proceso celular, el tono Re estimula a la célula y a su ADN a funcionar de manera óptima. La frecuencia 417 HZ lleva energía a nuestras células corporales y les ayuda a utilizar sus potenciales creativos.

528 HZ:

Se utiliza para devolver el ADN humano a su estado original. Si se aplica como descrito en el Webster’s Dictionary: al comunicar el efecto deseado y con el apoyo energético de la “luz”, ¡los milagros suceden! Al proceso de reparación del ADN le siguen efectos beneficiosos; un aumento de la energía vital, claridad de mente, consciencia, estimulación y activación de la creatividad, estados extáticos como profunda paz interior, baile y celebración. También abre a la persona a experiencias espirituales profundas y a la iluminación espiritual. Por eso también es conocida como «la Frecuencia del Amor».

639 HZ:

Permite la creación de una comunidad armoniosa y relaciones interpersonales armoniosas. Se puede utilizar para arreglar problemas de relación en la familia, con la pareja, los amigos o sociales. También sirve para estimular la célula a comunicar con su entorno. Esta antigua frecuencia Solfeggio aumenta la comunicación, la comprensión, la tolerancia y el amor. La frecuencia 639 HZ también se puede usar para comunicar con mundos paralelos o esferas espirituales…

741 HZ:

Limpia la célula de toxinas. El uso frecuente de los 741 HZ lleva a una vida más sana y simple, y también a cambiar la alimentación e ingerir alimentos no tóxicos. Asimismo, limpia la célula de diferentes tipos de radiaciones electromagnéticas. Otra importante aplicación de esta frecuencia sonora es limpiar infecciones por virus, bacterias u hongos. Este tono nos guía hacia una vida pura, estable y espiritual.

852 HZ:

Está directamente conectada con el chakra del tercer ojo y puede ser utilizada para el despertar del poder interior y la autorealización. Es buena para disolver energía mental estancada por darle demasiada actividad mental. Se dice que limpia bloqueos energéticos que han impedido anteriormente una comunicación clara y fuerte con nuestro yo superior, nuestros guías espirituales y nuestros ayudantes espirituales. Las Solfeggio 852 HZ se escuchan tal cual o como fondo de otros audios…

y te doy un bono que es la

963 HZ:

Este tono despierta cualquier sistema a su estado original perfecto. Está conectado con la Luz y el Espíritu universal que todo comprende, y nos permite la experiencia directa, el retorno a la Unidad. Esta frecuencia nos reconecta con el Espíritu, o las energías no vibracionales del mundo espiritual. Nos da la capacidad para experimentar la Unidad, nuestra verdadera naturaleza. Es la que más uso para tonadas de meditación, ya que básicamente, es la Frecuencia de DIOS.

Adicional a eso, debes saber que, desde principios de 1940, hubo científicos que desarrollaron un verdadero marco microbiológico para entender el poder de sugestión, intención y la creencia. Se llegó a decir que el 95% del ADN era basura ya que su propósito permaneció misterioso hasta hace pocas décadas. Hoy sabemos que una gran parte de ese ADN mal llamado «basura» se compone de elementos móviles genéticos (transposones y retrotransposones, que son elementos genéticos que se pueden amplificar a sí mismos en un genoma y son ubicuos componentes del ADN de muchos organismos con núcleos celulares reales) o que se puede reescribir, activar, desactivar o compuestos de determinados códigos genéticos. Otra parte importante de las regiones no codificantes de proteínas del genoma está compuesta de números variables, repitiendo en tándem secuencias conocidas como «ADN satélite». El microbiólogo William Brown cree que hay acuerdos específicos, interfaces conformacionales de ADN satélite con el campo mórfico, ya que diversas conformaciones tienen resonancias específicas con él y por lo tanto pueden sintonizar en diferentes programas de información. Dado que este ADN satélite es específico para cada persona, cada uno de nosotros sintoniza en un patrón morfogenético distinto y único. Los ADN interactúan con el campo mórfico, respondiendo así a las alteraciones en el estado de conciencia. Su capacidad para expandir su número de secuencias de repetición significa un aumento en la capacidad de transportar información, también interactúa con el vacío (términos que son sinónimos de campo de punto cero / orden implicado / tiempo-espacio), transluciendo de la energía del punto cero que interactúa con nuestra conciencia. Una mayor interacción entre nuestro ADN y torsión y/o fuerzas escalares en el vacío podría equivaler a conciencia expandida, mientras que una interactividad menor daría lugar a una conciencia contraída. Además, un equipo de lingüistas rusos liderados por el Dr. Peter Gariaev

quien recibió el Nobel de Medicina el año pasado y quien también denuncia que el COVID 19 fue creado en laboratorio, descubrió que el código genético en el ADN «basura» sigue una gramática uniforme y usa normas virtualmente idénticas a las del lenguaje humano, cargado con los indicios de inteligencia, propósito y significado, formando estructuras fractales que estaban estrechamente relacionadas con los patrones del habla humana. Los científicos han encontrado un gran número de secuencias interminablemente repetidas, sin sentido aparente, que son palabras o frases que se pueden leer en cualquier dirección. (Instituto de Tecnología de Wyoming, en colaboración con lingüistas y filólogos de la Universidad Bob Jones en Carolina del Sur). Por lo tanto, el lenguaje humano parece haber surgido de las estructuras gramaticales y sintácticas dentro de nuestro propio ADN (la masiva porción mal llamada «basura»), no hay ninguna sustancia a la idea de que hubo algún tipo de progresión lineal «natural» de la forma primitiva de comunicación pre – lingüística del reino animal al lenguaje humano. Uno de los supuestos básicos realizados fue:

«El genoma tiene capacidad para que el ADN produzca palabras y ayude en el reconocimiento de frases semánticamente significativas».

Debido a que las estructuras de pares de bases de ADN y del lenguaje son tan similares, podemos alterar nuestra propia genética por Uso de Palabras, Frases o Sonidos. El ADN vivo

«Siempre va a reaccionar a los rayos láser modulados del lenguaje, e incluso a las ondas de radio, si se utilizan las frecuencias adecuadas. Esto explica finalmente y científicamente por qué las afirmaciones, el entrenamiento autógeno, la auto consciencia y similares pueden tener efectos tan fuertes de los seres humanos y sus cuerpos».

Hoy sabemos que por medio del uso correcto de frecuencias de luz y sonido, así como las palabras, podemos activar algo de nuestro ADN móvil para «Remodificar» ciertas partes del genoma, efectuando así una transformación física a nivel biológico más fundamental. Durante 1984 a 1985, Gariaev hizo un descubrimiento sorprendente. Él encontró que una muestra in vitro de ADN en un tubo de ensayo tenía la capacidad de atraer y aprovechar luz láser coherente, causando que se moviera en espiral a lo largo de la hélice de ADN. Esto por sí solo fue un inesperado descubrimiento, pero no fue todo. Después que se retiró la muestra de ADN y todo el aparato, los fotones continuaron en espiral como si el ADN todavía estuviera allí. El biólogo celular, Glen Rein, descubrió experimentalmente que la ira, el miedo y las emociones similares tienen la facultad de contraer una molécula de ADN, comprimiéndolo. Por otro lado, las emociones como la alegría, la gratitud y el amor, o relajarse descomprime al ADN expuesto a ellos. Este efecto podría ser creado en muestras de hasta media milla de distancia desde el «remitente» de la emoción. El genoma humano posee aproximadamente cuatro millones de interruptores de genes que se ubican en nuestro ADN (antes denominado «basura»).

El efecto fantasma del ADN significó que alguna nueva estructura de campo escalar de torsión había sido estimulada del vacío/éter, y estaba arrastrando la luz, incluso en ausencia del ADN. Este efecto dura hasta un mes, lo que demuestra que esta nueva estructura sobre el terreno posee notable persistencia y estabilidad. También comentó que ondas de sonido irradiadas por las moléculas de ADN fueron registradas en experimentos, mostrando que el ADN no sólo absorbe y emiten luz, sino también las frecuencias de radio y los fotones circunscribiendo en el espacio-tiempo, abriendo una ventana en el tiempo-espacio-el dominio del tiempo. Nuestro ADN crea «agujeros de gusano magnetizados» en el tejido del espacio:

«Conexiones de túnel entre áreas completamente diferentes en el universo a través de las cuales la información puede ser transmitida fuera del espacio y del tiempo. El ADN atrae estos bits de información y los pasa a nuestra conciencia».

La memoria humana ordinaria también operaría en principios similares, ya que la evidencia disponible indica que nuestros recuerdos no se almacenan en nuestro cerebro, sino en las estructuras etéricas/implicadas/espacio-tiempo que envuelven nuestros cuerpos. Varios investigadores han teorizado que la energía que ocupa el tiempo-espacio/éter, que es responsable de estos fenómenos se está retorciendo/moviendo en espiral. Los «agujeros de gusano magnetizados» mencionados anteriormente, también podrían ser descritos como «campos de torsión» o «vórtice» autosostenible en el éter/espacio-tiempo que es innatamente no electromagnético – aunque puede producir efectos tales como la luz. Un ejemplo es Sol Luckman, autor de libros como

desarrollador de curación y método de transformación Regenetics, basada en el sonido. Él considera que el Ki/prana/orgón es el efecto basado en la luz de los campos de torsión. En su libro, Sanación Consciente, él describe de cómo la energía de torsión,

«es la energía universal de la conciencia creativa o energía del subespacio (Éter) experimentándose a sí misma en el tiempo… la energía de torsión en forma de una «oleada de vida»… interactuando con y modificando los potenciales transposones del ADN es la fuerza impulsora detrás de la evolución de la conciencia y la fisiología humana».

La primera investigación generalmente acreditada como el descubrimiento de esta «quinta fuerza-torsión» fue hecha a finales de 1800 por el profesor ruso N.P. Myshkin. El colega del farsante Einstein, el doctor Elie Cartan, primero acuñó el término «torsión» en 1913 en referencia al movimiento de torsión de esta fuerza a través del tejido del espacio-tiempo, pero su importante labor fue prácticamente sepultada por el rampante éxito y notoriedad de las teorías de Einstein (que ni siquiera eran de él como ya saben, era un plagiador al servicio del sionismo). En la década de 1950, la misma década en la que el doctor James Watson y Francis Crick

«descubrieron» la estructura helicoidal del ADN (la pongo en comillas porque los militares estadounidenses ya lo habían hecho) el científico ruso pionero Dr. Nikolai A. Kozyrev

demostró de manera concluyente la existencia de esta energía de torsión, demostrando que, al igual que el tiempo (y no disímil al ADN), fluye en una espiral geométrica sagrada. Se reporta que científicos rusos han escrito miles de artículos sobre el tema sólo en la década de 1990 y el premiado físico Nassim Haramein junto con su colega, la Dra. Elizabeth A. Rauscher,

han trabajado ecuaciones de campo de Einstein con la inclusión de par y efectos de torque y Coriolis. Si su «ESENCIA» es en realidad un campo de torsión o vórtice en el tejido del espacio, o una estructura de múltiples vórtices anidados como ha sido descrito por Ocultistas, entonces su conciencia, por definición, debe sobrevivir a la desaparición de su cuerpo físico, ya existía en el campo del punto cero del éter/vacío/orden implicado/espacio-tiempo de que uno mismo obtuviera un cuerpo. Este es exactamente el punto de vista compartido por el físico Fred Alan Wolf, que se refiere al vacío del espacio como «la casa del alma» de la que nació realmente el mundo material. Los científicos Gennady Shipov y Burkhard Heim, indicaron que los generadores de torsión nos permiten no sólo replicar todos los «fenómenos» demostrados por los llamados «psíquicos» sino que también fueron capaces de demostrar los efectos que nunca fueron demostrados por ningún psíquico. Esta «fuerza trascendente» que es intrínsecamente sin restricciones por los límites de nuestro espacio-tiempo, (y que, en forma de ondas de torsión/escalares, opera efectivamente miles de millones de veces más allá de la velocidad de la luz) puede explicar bien documentado el fenómeno de la curación remota demostrado en muchos estudios, así como efectos psicokinéticos más localizados, de corto alcance. Esto implica que el efecto fantasma del ADN significó que alguna nueva estructura de campo escalar de torsión había sido estimulada del vacío/éter, y estaba arrastrando la luz, incluso en ausencia del ADN. Este efecto ha observado de durar hasta un mes, lo que demuestra que esta nueva estructura sobre el terreno posee notable persistencia y estabilidad. Los «agujeros de gusano magnetizados» mencionados anteriormente, también podrían ser descritos como «campos de torsión» o «vórtice» autosostenible en el éter/espacio-tiempo que es innatamente no electromagnético, aunque puede producir efectos tales como la luz. El doctor John Stamatoyannopoulos, (Universidad de Washington) descubrió un segundo código de ADN oculto que contiene instrucciones para proteínas creando un complejo sistema que controla los genes. Gracias a una lectura del genoma más detallada y específica, se demostró que los cambios y/o mutaciones en el ADN, codones, duones, proteínas, células, en gran parte son respuesta a los «Cambios de Vibración» dentro del mismo. Las tradiciones antiguas hindúes sobre la descripción del Universo mismo lo muestran como un Círculo (Esfera 3d)

y cada estado de Brahma, Shiva y Vishnu, como expansión, concentración y destrucción, los pasos de utilización de Frecuencias. También abocaríamos a Geometría Sagrada, en el que el corte funcional a los indicios que cree la mente, permite que algo nuevo se genera en la misma. En cuanto al Hermetismo, los principios de voluntad, temporalidad, interdinamia individual, unicidad y manifestación, entre otros, aseguran el empleo de las diferentes Frecuencias. Por su parte en Kabbalah, tomando al tiempo triptónico, en tres momentos a trabajar, recuerda la manera de percibir y/o generar Frecuencias. No olvidaremos los ejercicios gnósticos físicos, en que cada uno representa una correspondencia. Muchísimas referencias tiene nuestra humanidad sobre este tema, el de mayor provecho. Es totalmente normal y natural para nuestro ADN reaccionar y auto accionar a frecuencias de onda determinadas, aplicar este beneficio es un gran adelanto a nivel Individual y colectivo. Para mí es común escuchar en mi comunidad:

«Rafa, escucho tal o cual frecuencia porque me gusta o me hace sentir bien»

Las nociones generales inundan nuestro ser, las mismas que podemos detallar como felicidad, paz, armonía, tranquilidad; otras con mayor grado de especificidad como ser salir de una depresión actual, poder dormir; y hasta las espirituales de elevación y cuestiones astrales. Un ejemplo gráfico es que para correr hay que aprender a caminar primero y tomar esta herramienta y forma de vida a la ligera, es eso mismo que involucra toda filosofía neo espiritual, no permitiendo eliminar auto límites impuestos. Cada cual tiene una concepción de esas ideas generales, amor, felicidad o seguridad, por las cuales si piensa en eso, un impuso hace que la imaginación actúe por medio del proceso de pensamiento, los neuro transmisores generan ese acto, el cual contiene ramificaciones individuales, ya que en cierta manera, los automatismos, información y experiencia propia, han creado esa creencia en nuestra psiquis. Describir lo que las ideas generales competen para nosotros es comenzar el auto conocimiento de nuestro ser, luego entender los por qué de dicha auto concepción (historia personal, cultura, familia, creencias, etc) es el paso que avanza hacia una comprensión con mayor nitidez. Sin embargo, para comenzar a utilizar Frecuencias de Vibración, el pensamiento positivo, lo cual no está mal, es limitado, limitador e incompleto. Por el hecho de que si no hay justificación del porque de dicho pensar, ante una situación real puntual, queda en una noción vaga e imprecisa que no se adjudica a alguna tarea de tratamiento de raíz de cuestiones. Por falta de situar que es lo que queremos cambiar, transformar o generar en nosotros por medio de esa acción existe el extravío. Es por este motivo que el utilizamiento de Frecuencias Vibratorias (como las Solfeggio de las que estamos hablando) requiere, en primera instancia, focalización de hechos específicos, a corto y mediano plazo, en otras palabras:

Metas

Las que nos coloquemos deben ser puntuales y no abstractas, deben estar en el orden de lo concreto, ya sea a nivel psico mental o físico. Una meta propia individual, con referentes temporales, estrategia, auto conocimiento es algo concreto, mientras que una meta general y abstracta es algo como «quiero ser feliz». El tener una meta abstracta no está ni mal ni bien, simplemente no responde a un orden, no tiene coordenadas temporales (cuando) no tiene significación de lo que representa para uno mismo, carece de táctica o estrategia, etcétera. En similares palabras, ese ejemplo sería el comienzo de formular una meta. No perdamos de vista que tenemos a nuestro favor el patrón genético implicado por las Frecuencias interiorizadas, pero no aprendidas aún. Si empleamos las triadas que componen las frecuencias de vibración, tendremos a disposición tres ángulos de una cuestión trabajando para cierto propósito pre pactado por nosotros mismos. Aprender, interiorizar y mimetizar es el paso siguiente al logro que nos hemos informado e impuesto desde el principio de la utilización. Vaciarnos de la duda e incertidumbre para que las frecuencias sean captadas por el Genoma (por eso la 528 repara el ADN) sean codificadas y se re codifique en instancia, es el paso siguiente. De aquí partimos para informar a nuestros genes, conjunto del Genoma, de la situación estado en el cual vamos a trabajar. Escuchar en secuencia de repetición tres veces la frecuencia determinada implica que:

  1. Focalizamos del proceso de borrado (reseteo), en el que debe existir en nosotros la intención de quitar los pre conceptos, dudas, miedos, intrigas, nerviosismo, sobre el estado al que queremos llegar.
  2. Reconocemos la misma operando en nosotros, debemos aprender a sentir la emoción que nos brinda ese logro al concretarlo.
  3. Vamos a impregnar a nuestro ser, en todo su corpus para dirigirnos hacia ello. Que esté presente durante el día una Frecuencia determinada o mejor una triada de frecuencias, o durante el momento nocturno, es Activar todo nuestro ADN y el inconsciente para logros propuestos, en cuanto nos situamos como sujeto y también como objeto de nuestra propia vida.
  4. Cuanto más se experimenta se avanza, este es el caso desde que pasamos de utilizar una frecuencia determinada a utilizar ya una triada de frecuencias (3,6.9).

Esto ya es para un uso avanzado de nuestra Vibración, situándonos en el centro del triángulo formado por tres frecuencias determinadas, en caso de utilizar triada; cabe mencionar que este paso es un momento propio específico y puntual. Recordemos, como lo anotamos es esta página en el Informe Vibración El Secreto, el movimiento bi direccional crea receptividad oportuna en ambos hemisferios del cerebro y justamente forma ese tercer punto de conexión formando el estado de sintropía (es lo opuesto a la entropía, o sea, una metodología capaz de activar una serie de acciones conscientes que potencian la reestructuración, el equilibrio y la aceleración metabólica de ese sistema) neurosensorial biocelular, definiendo en caracteres primarios, una aprensión de la onda percibida, adquirida, reconocida y luego auto generada por nuestro ADN (primarios porque es un modelo al cual estamos ingresando para lograr lo que queremos por medio de vibrar). Si el Primer estado, relacionado con la psiquis esta conformado por frecuencias de

396Hz, 963Hz y 639Hz;

el siguiente se apoya en gran medida en aspectos físicos que corresponden a frecuencias

417Hz, 174Hz y 741Hz,

y el tercero está conformado por frecuencias

528Hz, 285Hz y 852Hz,

proclives al campo de expresión emocionales. Debes entender que, a medida que utilicemos frecuencias de vibración, podremos crear nuestra triada; esto significa que estamos ávidos de formar la nuestra propia de frecuencias, mediante las combinaciones que creemos oportunas para nuestros fines específicos. Esto es utilizar 3,6,9 ya que si vamos a emplear tres frecuencias un paso avanzado es utilizar nueve, no obstante recordemos que si una persona utiliza una sola, lo mismo es producente, ya que los casos individuales son eso mismo, individuales, decisiones particulares respecto a lo que el ser estableció como meta. La diferencia radica en que utilizar una sola frecuencia de vibración corresponde, en el mayor de los casos, a metas inmediatas y no tan complejas, situaciones que requieren una atención espontánea sin plazos por ejemplo dolores o molestias de algún órgano, estudio de algún libro o apunte, etcétera. Como también así logros que sean de mayor nivel temporal por ejemplo quebraduras, emprender un propio emprendimiento o negocio. El famoso dicho

VIBRA ALTO

es inespecífico y ambiguo, es mejor que vibres en una frecuencia que ya conozcas y gustes implementar. Utilizar ambos hemisferios del cerebro, tanto lo lógico como lo intuitivo y su respectiva congruencia. Entiende que, en actualidad, se conoce perfectamente que esa división no es totalitaria ya que los procesos perceptivos y ejecutivos se desarrollan en conjunto de coordinación neuronal global, y me refiero especialmente a áreas puntuales de ambos y relacionamos esto con el tercer lugar que se origina en cuestión. Comprender que nuestro psiquismo capta y desarrolla información en estadios de 3,6 y 9 etapas de proporciones que se detallan en formación universal de materia prima, a nivel organismo también se suscitan matrices ortogonales ávidas de multiplicidad. El Logro u Objetivo que se quiere realizar debe contar también con estas secuencias… o sea que, como quien dice…

ACOMPAÑA TUS METAS CON FRECUENCIAS QUE TE AYUDEN

Gracias por leer este post, no olvides comentar y compartir en la parte de abajo. Ananda para ti y los tuyos 😉

¡Comparte en tus Redes Sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

25 ideas sobre “Las Frecuencias Solfeggio: sus beneficios para ti”

¡Contenido Protegido!