Las Emociones: Nuestros Sirvientes o Nuestros Amos

Hoy vamos a tratar un tema que es muy importante. Recientemente hice un proceso de coaching con un chico de la hermana nación de México (puedes ver los testimonios acá) el cual tuvo un problema que, por ética, no puedo siquiera mencionar y al que ayude con muchísimo gusto (como hago con todos los coachees) porque estaba atravesando una especie de crisis debido a que hay muchas emociones que lo tenían en conflicto y algunas estaban generando cambios importantes, incluso a nivel orgánico. Me explicó que se estaba deprimiendo (como se sabe, la depresión, básicamente, se da por una baja sustancial en los niveles de un neurotransmisor que se llama serotonina en nuestro cerebro).

Fórmula química de la serotonina

Cuando la serotonina baja, nos deprimimos. ¿Por qué baja la serotonina? Por pensamientos tristes, negativos, que no empoderan sino que al contrario, debilitan. Entonces, a este muchacho, en este proceso de coaching, lo que hice fue darle una serie de herramientas de Programación Neurolingüística y escucharlo, eso sí, sin que me diera detalles, porque lo bonito de la PNL es que yo no necesito saber qué fue lo que le pasó al coachee (en honor a la verdad tampoco es que me importe). Lo que sí me importa es cómo se le está representando (y no digo que no me importe por ser desobligado sino porque es algo privado. Es más, te cuento: cuando yo hago audios subliminales por encargo para mis clientes yo les pido que tienen que grabarme un mensaje de voz con las afirmaciones que necesitan en los audios. Yo no las escucho porque pueden ser cosas muy privadas y eso es mejor que sea única y exclusivamente responsabilidad del cliente. Además no sé en qué circunstancias se esté manejando).

Como coach yo no necesito saber el fondo sino la forma: no necesito saber los detalles de las circunstancias que un coachee están pasando. Lo que sí necesito es ver la forma en que eso se lo está representando a sí mismo. Ese chico de Mexico, puesto que tenía un problema que le ayudé a resolver (tuvimos dos sesiones) con una serie de audios que yo le di para que escuchara y con unos de encargo que él me pidió (por ser pago se los hice totalmente gratis) empezó a cambiar sus representaciones. Ahora está muchísimo mejor.

Este post es para que tengas presente que las emociones pueden ser tus aliadas o pueden ser tus peores enemigas. En el caso de las relaciones, por ejemplo, de pareja, eso es muy patente y te explico: porque muchas veces, cuando nos enamoramos de alguien, nos enamoramos de la idea que nos formamos de esa persona pero no de cómo es esa persona en realidad. Eso nos pasa al principio, cuando estamos saliendo de la adolescencia y entramos a la edad joven, dejamos de ser adolescentes y empezamos ya a ser jóvenes con responsabilidades: buscar trabajo, qué estudiamos y mirar qué vamos a hacer de nuestra vida. Por eso se dice que la adolescencia es adolecer de la pérdida de la inocencia.

Es decir, se adolece porque a esa edad no tenemos presente que queremos ser, queremos rebelarnos y queremos encontrar nuestra identidad. Ya en la etapa joven, cuando la encontramos, empezamos a buscar qué es lo que le da sentido a nuestras vidas y muchas veces cometemos el error de pensar que una pareja es lo que nos va a dar ese sentido. Como te decía, en ese orden de ideas, cuando nos formamos una idea de la persona y esta idea no corresponde con la realidad de lo que es la persona en sí, nos desilusionamos y evidentemente, no podemos evitar ese sentimiento. Entonces empezamos a tener conductas que, obviamente no son culpa de la persona, porque muchas veces la persona se muestra como es pero nosotros la idealizamos.

¿Por qué?

Porque proyectamos un sentimiento de soledad, a veces en base a nuestras heridas de la infancia que no han sido tratadas con ningún modelo de terapia (siendo la PNL el mejor a kilómetros, sin demeritar otras corrientes terapéuticas) aunque pues el coaching como tal no es una terapia. Yo no soy terapeuta (terapeuta es el que estudia en una universidad para realizar ese tipo de procedimientos). Como te decía, empezamos a tener comportamientos que hacen que la relación se vuelva tóxica o en el peor de los casos, se acabe.

Entonces, como no controlamos esas emociones, eso se convierte en un círculo vicioso y lo que hacemos es repetir los patrones hasta que los eliminemos con la asistencia del psicólogo, un psiquiatra (o yo, un coach) y eso fue lo que le ayude a tratar a este chico de México. Ahora bien, tú puedes usar las emociones como una herramienta para empoderarte.

¿Cómo?

Detectando qué es lo que te limita y eliminándolo de tajo. Se hace por medio de la PNL, que es una herramienta que hace que este proceso entre como cuchillo en mantequilla. Trabajar las emociones puede hacer que estas sean las que te ayuden a alcanzar un próximo nivel o también puede que llegue el momento en que te estanquen y no te permitan ser más de lo que en realidad quieres ser porque éstas te controlan. Como se sabe, el inconsciente es el que controla el 95% de nuestras actividades corporales, tanto de las que somos conscientes como de las que no y la mente consciente solamente es el 5%. Tú no tienes modo de saber cuántas veces parpadeas en un minuto y dudo que te vayas a poner un cronómetro y a contarlas. Eso no lo hace nadie. También dudo profundamente que seas capaz de contar la cantidad de anticuerpos que está generando tu cuerpo para protegerte y más ahora con la nueva emergencia de salud que se inventaron para tapar que la economía ya no es la misma de antes y que el modelo económico tiene que cambiar. Tampoco vas a tener idea de cuántas hormonas generan tus glándulas para mantener tus procesos vitales en óptimo funcionamiento: todo esto sí lo hace nuestro inconsciente.

Como ves arriba, nos dicen que nuestras mentes son como un iceberg: el 5% corresponde a lo que podemos percibir con los cinco sentidos (incluso con un sexto que es la intuición, que es más dominio de la mujer que del hombre la verdad) y el 95% por ciento en ambos casos y corresponde al inconsciente. Entonces esta va a ser una serie de posts donde vamos a aprender cómo controlar nuestras emociones, como hacer para liberar las que son negativas y cómo potenciar las positivas. Si me das la oportunidad de trabajar contigo, en la parte de arriba está el formulario de contacto para que me escribas y así, pueda darte una sesión gratuita.

Ananda para ti por leer este post.

¡No puedes copiar nada de acá!