El Miedo: es lo que te estanca ¿Cómo lo eliminas de tu vida? Parte 6

Hola, ¿qué tal? Hoy continuamos con este tema… Verás, el admitir el miedo, es la clave. No puedes combatir algo que no existe. Lo primero que debes hacer es ser honesto contigo mismo/a para eliminar el miedo. (De hecho tienes que ser honesto/a contigo mismo/a si quieres llegar a algún lado). Da risa cuando algunos dicen que no tienen miedo. Mienten: son pura fachada. Decir que no tienen miedo es como decir que nunca tienen hambre. Todo el mundo tiene sensaciones, todo el mundo tiene hambre, felicidad o tristeza. Todo el mundo tiene miedo. Todos hemos nacido con esa emoción primaria, ya que el miedo empezó a manifestarse cuando éramos pequeños, con los primeros exámenes y siguió con un miedo a no dar la talla, que dura hasta hoy. Si trabajamos bien y nos ascienden,

¿Qué pasará cuando nos enfrentemos a mayores retos?

¿Qué pasará cuando las decisiones se tomen a diez mil metros de altura? ¿Haremos el ridículo? ¿Y si ya hemos llegado al límite de nuestra competencia y a partir de ahí seremos incompetentes?

Estás sensaciones las tiene todo el mundo, son completamente normales. Todas las personas fuertes lo saben y lo reconocen porque no hay nada mejor que la verdad y reconocer cuando hay miedo, pero la mayoría nunca supera el miedo porque se engaña: no admitiéndolo.

Se avergüenzan por tener miedo y creen que les verán débiles. Cuando alguien evita aprender algo, esforzarse en algo o competir en algo es porque tiene miedo de que todo su esfuerzo sea en vano… Siente la adrenalina semanas antes de una competición o evento. Esa adrenalina trastoca sus planes porque no les permite estar tranquilos. No les deja dormir, ni pensar, ni comer. Odian esas reacciones de su cuerpo y lo disfrazan engañándose a sí mismos:

“A mí es que no me interesa competir”.

Para romper la espiral negativa, huirá y así volverá a comer bien, dormir bien y sentirse mejor. Y el estrés desaparecerá…

¡Pero desperdiciará la oportunidad de su vida!

Si eres fuerte, reconoces el miedo. El primer paso para quitarse una adicción, es reconocer esa adicción. Una vez que la has reconocido, todo va cuesta abajo, eso sí, siempre y cuando se haga una labor concienzuda con el inconsciente. La verdad siempre funciona. Por experiencia te puedo decir que yo me he engañado en muchas cosas y sólo he logrado mucha infelicidad. Sólo cuando me dije la verdad, cambiaron las cosas y de paso maduré al admitir mis errores. Por eso, tú tampoco te engañes y mira el miedo como algo normal, un estado de anticipación al peligro con el que estamos programados. Ahora, los peligros que desarrollaron genéticamente ese miedo ya no existen, no tenemos que cazar fieras ni huir para sobrevivir. Pero el efecto sigue ahí.

¿Cuántos dicen “No quiero hacerlo pero no es por miedo”? Qué gran mentira. Pero los fuertes a nivel mental nunca se van a autoengañar con esto y así no perderán oportunidades. Nunca mirarán a otro lado. Reconocerán que el miedo a un cambio es normal, aunque sea para sí. Son como son y lo importante es la honestidad consigo mismo y en cuanto aceptan su miedo, la mejora personal es instantánea. Haz lo mismo y cuando venga el miedo mírale, y déjale pasar. Cuando le abras tus puertas saldrá como entró. Pero tú serás más fuerte y comerás y dormirás bien pase lo que pase. Si sabes que el miedo es natural no perderás más oportunidades porque no te pondrás excusas para empezar ese proyecto, hablar en público o aclarar algo. Cada vez que venga el miedo lo aceptarás,

“ven, pasa y ponte cómodo”

y seguirás avanzando en donde otros se traban. Reconocer el miedo y seguir es el mayor asesino de miedos. Nunca deberías asustarte ante un reto, porque intentarlo es ya un éxito, que intentes escribir tu primer libro es un éxito, que intentes exponer tu punto de vista ante miles de personas es un éxito. Lanzarte a ese plan personal tuyo, créeme, ya es un éxito sin precedentes. El único fracaso, entiende, es no intentarlo. Como en la ciencia, muchos intentos fallidos son la clave porque llevarán la investigación por el camino correcto. Por eso, cuantos más fracasos acumules, antes llegarán los resultados. Además sólo el intentarlo te dará fuerzas. Recuerda las veces que intentaste algo de lo que todos huían y tuviste el premio sólo por lanzarte. Y si lo has conseguido una vez, lo puedes conseguir más veces. Puede que pienses:

«Sí, pero es que algunos están esperando el mínimo error para criticar».

¿Y quiénes son ellos? ¿Qué te importan? Te diré quiénes son: gente gris, apagada y mediocre que nunca se atreverá a hacer nada y se desesperará en su papel de crítico. A los fuertes mentalmente como tú, los demás le darán igual. Tú serás el que recibirá el premio y a ellos les corroerá la envidia. El mensaje oficial de la sociedad es peligroso: ten cuidado porque la sociedad manda mensajes distorsionados sobre el miedo:

  1. Persigue tus sueños, pero al mismo tiempo estate cómodo y confórmate con lo que tienes.
    Una hipocresía total.
  2. Lucha pero no luches. Demasiado fácil para los que estén pensando en huir. La sabiduría oficial no ayuda nada.

Eso sólo lleva a decir:

«Mañana lo haré…»

«Cuando tenga más dinero haré esto…»

«Cuando tenga más tiempo me lanzaré a lo otro…»

Nunca es el mejor momento porque llegará el momento en que tendremos más tiempo y dinero y habrá otras excusas: “Ahora tengo esto pendiente pero en cuanto pueda lo haré”. Cuidado porque siempre habrá algo para no intentarlo, siempre habrá una buena justificación para no dar un paso adelante. La real posibilidad de posponer estará ahí, para siempre. Pero no posponer formará parte de tu crecimiento, si no, cualquiera podría hacer algo grande sin méritos, cualquiera tendría autoconfianza, el mejor trabajo y a su pareja ideal sin mover un dedo. El miedo sirve para seleccionar a los que de verdad quieren algo. A los que están dispuestos a lanzarse ya, no la semana que viene. Podrás atravesar la barrera del miedo y convertirte en quien quieras si antes eres honesto reconociendo la verdad:

«Tengo miedo pero lo voy a afrontar AHORA»

Al principio cuesta ser objetivo y decirse la verdad, pero cuando lo consigas sólo tendrás beneficios.

Gracias por leer este post, el tema es largo pero lo vale por lo complejo que es… no olvides compartir y comentar en la parte de abajo. Ananda para ti y los tuyos 😉

¡Comparte en tus Redes Sociales!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

16 ideas sobre “El Miedo: es lo que te estanca ¿Cómo lo eliminas de tu vida? Parte 6”

¡No puedes copiar nada de acá!